Lo que desde el corazón es cierto
desde la acción es posible

Leer Más

Lo que desde el corazón es cierto
desde la acción es posible

Leer Más

Lo que desde el corazón es cierto
desde la acción es posible

Leer Más

Así Nació

Así Nació la Fundación

La historia comenzó en 1997, más precisamente el 10 de diciembre, cuando el ex esposo de Gabriela Arias Uriburu, Imad;  Shaban, secuestró a sus tres pequeños hijos que residían en Guatemala y los trasladó ilegalmente a Jordania.
Cuando sucedió esto no existía ningún organismo que se encargara de estos temas y luego de estudiar exhaustivamente leyes, tratados, historia y fundamentos filosóficos y antropológicos para buscar el por qué del secuestro, Gabriela Arias Uriburu decidió crear la Fundación Niños Unidos para el Mundo.
Es así como se convirtió en la única ONG en Latinoamérica en tratar el secuestro parental y la primera en el mundo en abordar el tema de la restitución y revinculación familiar, con el niño en carácter de persona primordial en un desarrollo interdisciplinario que une lo jurídico con lo psicofísico y espiritual del niño.
La historia dramática de Karim, Zahira y Sharif
dio un sentido a la lucha de Foundchild por miles de niños:
“crear un sistema de justicia para que ningún niño en el mundo deje de tener contacto con sus padres, aunque estos residan en diferentes países, aunque sean de diferentes culturas y religiones”
Los primeros dos años se trabajó en la casa de la madre de Gabriela y se fue formando el grupo de profesionales que hasta entonces trabajó ad honoren. En ese momento Foundchild recibía dos denuncias diarias y atendía tres casos semanales.

Durante los siguientes cinco años de labor, Foundchild logró crecer en todas las dimensiones, personales e institucionales que nos vio comprometidos en una tarea tan delicada como la que despliega; pudiendo crear jurisprudencia, documentos, (desarrollo en red para la prevención, leyes y tratamiento integral para toda la familia) y desarrollar idiosincrasias de labor, inéditos y revolucionarios, porque transforman el orden social y jurídico del mundo para proteger la presente sociedad multicultural.
Las migraciones y emigraciones –fenómeno humano que está ocurriendo en Latinoamérica- traen crisis en la familia provocando una pérdida de coherencia de la unidad familiar donde los niños se ven sumamente afectados: las dificultades de integración al nuevo medio, la falta de referentes, las rupturas de vínculo entre los padres, todo ello genera situaciones de conflicto que lo llevan a una enorme dificultad para establecer una vida familiar en el nuevo país de residencia. Por lo tanto, ese fenómeno social va más rápido que las respuestas a nivel jurídico y gubernamental.
El Equipo Interdisciplinario de Atención de Casos actúa desde un background cognoscitivo que le permite establecer un giro sinérgico en el trabajo mancomunado de abogados y terapeutas. Lo auspicioso de la propuesta se ve en el resultado del tratamiento con los padres y los niños. En este sentido, otro punto a destacar es que el Equipo no cae en la frustración frente a las parcialidades de logro. El niño que llegaba a Foundchild era recibido por un grupo humano profesional que respeta y reconoce sus talentos porque esto implica respetar y reconocer su derecho a una identidad autónoma.
Evaluando el aumento de casos desde el año 1998 hasta el momento, podemos concluir que las denuncias continuarán en ascenso debido a la globalización, la situación económica del país, el intercambio multicultural que favorece hoy en día las distintas modalidades de comunicación entre otros.
Desde el sector privado la organización no cuenta con ayuda ya que las empresas están dedicadas a la atención de la pobreza y el hambre del país.
La Fundación contó desde el año 2000 hasta el 2004 con un subsidio del Consejo del Menor y la Familia; asistiendo los 2000 casos registrados hasta ese momento. Pero cuando el CONAF decidió no seguir ayudando a FOUNDCHILD nos vimos obligados a cerrar las oficinas y mudar nuestra labor al domicilio personal de Gabriela.
Foundchild cumplía con un rol que el estado hasta el día de hoy no sostiene: que es la asistencia al niño y su familia en este tipo de tragedias familiares; además de la creación de documentos científicos y jurídicos que aportan elementos importantísimos para la convivencia en paz, en el mundo de hoy.
Con semejante escenario y perseverando en nuestra misión por la infancia tuvimos que replantear nuestra forma de acción.
Debido a ello, actualmente la Fundación no trabaja los casos particulares. No obstante, los padres pueden contactarse vía Internet, ingresando al sitio www.foundchild.org.ar en donde encontrarán orientación y direcciones útiles para comenzar a transitar el camino por sus hijos.
Recepcionado el caso, -y cuando el tiempo y sus obligaciones se lo permitan- Gabriela hará una sugerencia a los padres sobre los pasos a seguir. Asimismo, si requieren asesoramiento legal y terapéutico, la Fundación recomendará los profesionales especializados en cada área, que trabajan de manera privada, lo que implica que quienes los contacten deberán abonar los honorarios correspondientes.
Por su parte, el Equipo Interdisciplinario de Atención de Casos se encuentra trabajando en el campo científico-académico, desarrollando proyectos para que los derechos de los niños sean acción en ellos y su familia: enseñando a los chicos a través de sus potencialidades cómo protegerse y ser Mediador entre los padres y sus necesidades.
Queremos que los niños y las niñas sepan que hay una Fundación que siempre tendrá las puertas abiertas para escucharlos y ayudarlos; que sepan que FOUNDCHILD SON ELLOS.
En pocas palabras, lo que aparece como emblema de Foundchild, “lo que desde el corazón es cierto, desde la acción es posible”, lo hacemos carne en un día a día que cada vez se nos hace más difícil.

 

 

Comparte este contenido
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+Pin on PinterestPrint this page