Lo que desde el corazón es cierto
desde la acción es posible

Leer Más

Lo que desde el corazón es cierto
desde la acción es posible

Leer Más

Lo que desde el corazón es cierto
desde la acción es posible

Leer Más

“Adoptar es alumbrar” por Alfredo Leuco

Adoptar es Alumbrar, por Alfredo Leuco
El drama de Carlina me estremeció. Puso en medio del debate un tema tan delicado como el de la adopción. La vida ha castigado demasiado a Carlina y eso que apenas tiene 14 añitos. Nació en un hogar muy humilde en Goya, Corrientes. Ella y sus cinco hermanos tal vez no hubieran sobrevidido si no los hubiesen adoptado. Tres chiquitos fueron recibidos por una familia de Villa General Belgrano, en Córdoba. Y los restantes fueron adoptados por Teresa que vive en Palermo, muy cerca del parque en donde Carlina desapareció después de salir del colegio. Nos tuvo a todos inquietos y asustados durante 48 horas. Repito, Carlina tiene apenas 14 años, un flequillo azabache medio rolinga, dos aritos de perlas blancas y unos ojos negros con chispazos de alegría. Todo el mundo se movilizó para buscar a Carlina que por suerte apareció sana y salva pero, de inmediato, dijo que no quería volver a su casa. Los vecinos y alguna autoridad cuenta que la piba se fue por su voluntad de la casa cansada de los malos tratos y de los insultos. Algunos dicen que Carlina una vez tuvo que ser hospitalizada por la paliza que le pegó Teresa, su madre adoptiva. Esta historia tan desgarradora primero nos hizo un agujero negro de dolor en el alma y después abrió una serie de preguntas sobre las adopciones y los controles que el estado ejerce sobre esa situación tan necesaria como solidaria.

Nadie puede ni debe cuestionar la adopción como uno de los mejores mecanismos que existen para solucionar situaciones de abandono o de orfandad. Nadie puede descalificar el gesto maravilloso de quien le abre los brazos a un chico y le da contención y afecto familiar con algunos casos terribles que son la excepción a la regla. Yo no quiero condenar a nadie ni colocarme como juez inapelable. Quiero comprender que es lo que pasa y ver de que manera se puede ayudar para que nada malo le pase nunca mas a ninguna nena como Carlina. La madre biológica, seguramente no podía con su alma por su nivel de exclusión social y por su falta de educación. Son gente muy castigada que hace lo que puede con su vida y sus miserias. Y Teresa, la señora que adoptó a Carlina y sus dos hermanos tuvo en principio una actitud positiva. El tema es que si se prueba que fue violenta y golpeadora con sus hijos se transformó en una mujer que cometió un delito y debe rendir cuentas ante la justicia. Ella debe purgar la pena de haber cometido el delito de lastimar a sus hijos. Pero por un caso o por algunos casos, no podemos condenar a todos los que adoptan o poner en duda esa posibilidad.
Comparte este contenido
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+Pin on PinterestPrint this page

No hay comentarios

Agregar comentario